Medidas contra la clandestinidad

by Ignacio Benedetti

Cada vez que se discute la televisación del torneo de primera división, la FVF nos recuerda que son los directivos de los clubes los responsables de la clandestinidad de nuestro balompié. Así mismo, Rafael Esquivel y sus pares señalan a éstos cada vez que se habla de la inconveniencia de que sean 18 equipos en la primera división o cuando se requiere cualquier otra aclaratoria. Permítanme entonces hacer una sugerencia a quienes, según el ente federativo, deben tomar decisiones.

El fútbol es un producto y ustedes seguramente lo entienden como tal. Como buenos comerciantes, deben reconocer que lo que no se muestra no se vende. No hay forma ni manera de que un habitante del desierto del Sahara compre agua si no sabe de su existencia. Créame, por más que su producto sea el mejor o necesario para la supervivencia humana, sólo a través de la exposición que ofrecen los medios de comunicación éste podrá generar el interés de quienes necesiten o deseen ese bien. Con el fútbol pasa lo mismo.

En nuestro país se juegan 9 partidos de primera división cada fin de semana. Con la excepción de dos de ellos, los encuentros restantes se disputan los domingos, teniendo como hora de inicio el período comprendido entre las 3:30pm y las 6pm. La asistencia, para ser generoso, es muy pobre, tanto así que después de la undécima jornada, según el sitio web www.balonazos.com – cercano a la FVF – aún no se llegaba al millón de espectadores en el Clausura. En el siguiente enlace se puede confirmar la validez de esta información: http://www.balonazos.com/ve/index.php/noticias-portada/10473-puerto-ayacucho-lidero-la-asistencia-su-decima-distincion-de-la-campana

Una vez demostrado que la presencia del público no genera ganancias considerables, ¿por qué no adoptar un esquema diferente que permita la transmisión de todos los partidos? Se podría, por ejemplo, jugar dos encuentros los viernes en la noche (6pm y 8pm), tres los sábados (4pm, 6pm y 8pm), tres los domingos (3pm, 5pm, 7pm) y uno los lunes (7pm). La distancia entre juego y juego permitiría la transmisión de TODOS los duelos, lo que significaría una mejora en el mercadeo, en el seguimiento a los equipos y los árbitros y, eventualmente, en la exposición de los jugadores, lo que ayudaría en la promoción de éstos y en futuras ventas.

No es esta una verdad escrita en piedra. Es sólo una de las miles de opciones posibles que pueden adoptarse para que nuestro torneo gane en competitividad y eventualmente también genere beneficios para la gallina de los huevos de oro de la FVF: la Vinotinto.

Columna publicada en el diario Líder el jueves 24 de Abril de 2.014

http://www.liderendeportes.com/opinion/columnas/apuntes-del-camino/medidas-contra-la-clandestinidad.aspx