Debut oficial de los Xolos de Farías ante Atlas

by Ignacio Benedetti

– Primer partido de la temporada para César Farías y sus Xolos de Tijuana. El empate a 0 goles no es malo porque se consigue de visitante y significa sumar la primera unidad, ahora bien, el partido fue de todo menos bueno, y el equipo del venezolano tendrá que mejorar mucho para alcanzar el nivel que muchos esperan.

– El de hoy es el segundo encuentro que se ha podido observar en este 2.014 del equipo de Farías, y a pesar de que el primero fue un amistoso, ya se pueden identificar algunas señales que caracterizarán a este conjunto.

– La primera es la ubicación de la defensa cuando el equipo tiene la titularidad del balón. Ya ante el América habían demostrado su intención de alejarse del área propia y acercarse al centro del campo, una dinámica que hoy se repitió. Lo positivo es que el equipo intenta ser un equipo corto, que juega la pelota al pie y que presione arriba. Esto por supuesto es lo ideal. Lo negativo pasa por el retroceso, ya que por ahora se nota que a los defensores les cuesta ese movimiento y justo en ese cambio de rumbo el equipo sufrió las dos ocasiones más claras, solventadas ambas gracias a las intervenciones del arquero Saucedo – un mano a mano y un penal.

– Otra señal que podría definir al equipo es la sociedad que empiezan a armar los hermanos Pellerano. Hernán como defensor central y Cristian como volante de primera línea demostraron hoy que pueden liderar a este equipo, y no me refiero a gritos o gestos, sino a que cuando Xolos sacaba la pelota jugada desde los defensores, esta opción encontró mayor eficacia cuando la iniciaba Hernán y la continuaba Cristian. Faltaría que los laterales se atrevan a participar de la dinámica que sugiere esta forma de jugar para que así el equipo de Farías encuentre aún mayores y mejores opciones de pase.

– ¿Qué quiero decir con esto? Que a pesar de la buena intención de los hermanos argentinos, a Xolos aún le falta juego por las bandas. Inicia la mayoría de las maniobras por el centro y ese es el único camino que transitan hasta que finaliza cada intento. Hoy los laterales fueron Nuñez por derecha y Garza por izquierda. Ambos dieron la impresión de tener las condiciones necesarias para sumar en campo contrario, sólo falta que llegue la orden que los libere un poco.

– El ecuatoriano Fidel Martínez merece una nota aparte: no tuvo una gran noche – repito, el partido fue muy malo – pero dejó la impresión de ser un futbolista veloz, atrevido, que sabe jugar por fuera y por adentro y al que sólo le falta entenderse mejor con Hércules Gómez.

– El equipo de Farías dominó gran parte del primer tiempo y algunos pasajes del segundo, pero debe preocupar la ausencia de claridad en tres cuartos de cancha, sobre todo cuando el equipo visitante supo ser más que su rival.

– Vuelvo al inicio de esta nota: el empate le sirve a Xolos y le permite trabajar esta semana con la tranquilidad de haber sumado su primera unidad. El partido puede ser muy útil si se revisan algunas acciones en búsqueda de una necesaria mejoría futbolística y a un protagonismo aún mayor.